Estudiantes serranos llegarán a Centro Espacial de la NASA


Estudiantes serranos llegarán a Centro Espacial de la NASA
Por: Mar Picazo
Jóvenes de la Sierra Norte de Pue­bla llegarán al Centro Espacial Lyndon B. Johnson, instalación de la NASA para actividades espacia­les tripuladas y lugar de entrena­miento de los astronautas. Logra­rán concretar este sueño gracias a la Casa del Estudiante Kali Bafa de Apizaco.

En el viaje a Estados Unidos, que harán en octubre, visitarán Hous­ton, Miami, Luisiana. Los motivos son la astrofísica y la danza.

Los jóvenes, provenientes de la Sierra Norte de Puebla en su mayoría, llegaron a Apizaco buscando otra opción de vida, pues las caren­cias económicas en sus hogares les impidieron llegar a instituciones educativas del estado de Puebla.

“Los chicos se van a ir a parti­cipar al Centro Espacial de Hous­ton. Además de la muestra de ba­llet folclórico, darán clases en algu­nas universidades sobre astrofísi­ca”, comentó Marco Antonio Gue­vara López, director de Kali Bafa.

OPCIÓN DE VIDA DISTINTA
De acuerdo con Guevara López, el albergue, que sólo se mantiene gra­cias al apoyo de la gente y el volun­tariado, brinda opciones de vida a jóvenes de comunidades rurales.

“Para el viaje ya tuvimos un pri­mer encuentro con el actual go­bierno del estado de Tlaxcala y hay una gran posibilidad de que nos puedan apoyar. aunque segui­mos tocando puertas. Realmente es la Academia Espacial de México la que nos está apoyando y la gen­te que nos ha regalado enseres para el albergue”, enfatizó.

La casa de la estudiante nació en 2001 con jóvenes del estado de Tlaxcala, pero actualmente llegan de otros municipios de la sierra.

“Inicié junto con otro maestro, pero me quedé solo y con algunos jóvenes viviendo acá no les podía decir que ‘siempre ya no’. Es una tarea titánica el tener la comida, internet, gas, agua, renta, porque el inmueble no es propio. Los alum­nos tienen mucha hambre de tras­cender, pero también mucha ham­bre de comer”, comentó Guevara.

TRABAJO COLABORATIVO
Los jóvenes que llegan a vivir a la casa trabajan en un programa donde venden lo que obtienen de su huerto, explicó el director.

“Uno de los problemas que ve­mos con los alumnos es que no sa­ben trabajar en equipo, y aquí desde el primer día que llegan se dan cuenta que es fundamental el tra­bajo colectivo. Yo quiero formar jó­venes y lucho día con día para for­mar excelentes ciudadanos; esa es mi vocación”, apuntó.

Al egresar, señala el director, los alumnos regresan de manera vo­luntaria a colaborar con el alberge, en tanto que el equipo docente no recibe pago alguno, más que la sa­tisfacción de haber cumplido con la juventud en crecimiento. La casa alberga a 15 estudiantes.

Fuente: Crónica de Puebla
estudiantes serranos llegarán a centro espacial de la nasa