«Fortalecer la Seguridad Pública en la Sierra Norte es una prioridad» Karla Martínez

Las policías metropolitanas deben estar integradas por civiles no por militares, dijo enfática
Esto en una plática con un ex director de Seguridad Pública de Huauchinango
HUAUCHINANGO, Pue.-
En una plática en Redes Sociales entre el ex Regidor de Seguridad Pública del Municipio de Huauchinango, Marcos Gutiérrez Alonso y la candidata a diputada federal por la alianza PRD-PRI-PAN, Karla Martínez, analizaron la problemática en relación a la inseguridad que azota a la sierra norte de Puebla.

Coincidieron en opinar que los delitos como el robo a casa habitación, transeúntes, desaparición de personas, asesinatos, asaltos a comercios, etc, así como el robo de hidrocarburos a las redes de Pemex, y robo de vehículos, feminicidios, junto con la violencia en general aumentó de manera exponencial en los últimos tres años, propiciado, principalmente por la falta de apoyos y sistemas de operativos efectivos de la Policía Municipal aunado a la falta de capacitación, equipo y recursos a los elementos

En opinión de la candidata a la diputación federal por el Distrito de Huauchinango de la coalición PRI-PAN-PRD, la falta de un efectivo fortalecimiento en la Seguridad Pública en los municipios depende de los recursos federales que deberían llegar y aplicarse en el tema, por lo que dijo exigirá, desde la tribuna nacional que haya una nueva distribución, una efectiva fiscalización de su aplicación y los recursos se ejerzan con claridad y transparencia.

Dentro de su plan de trabajo, la futura legisladora por este distrito señaló que establecerá por Ley que se garantice a los elementos uniformados un Seguro de Vida justo y digno, mejoras salariales y prestaciones adecuadas con el fin de mejorar las condiciones de vida de sus familias y evitar que se inclinen a buscar ingresos que caigan en actos de corrupción y componendas por la delincuencia.

Resaltó la importancia de que las corporaciones policíacas del distrito así como de todo el país, sean integradas por personal civil y no por militares, como actualmente sucede con la Guardia Nacional a nivel federal, ya que la capacitación de estas personas no es la más adecuada para el contacto directo con la ciudadanía e incurren en la práctica de diversos delitos graves y, además, no es la mejor opción para acciones y reacciones preventivas y menos de proximidad social.