Operativos de “revisión” de la Guardia Nacional trampas de extorsión

Cansa a la población los abusos de la Guardia Nacional y la Policía Estatal
AHUAZOTEPEC, Pue.-NSN.- Mala suerte tiene la gente del municipio de Ahuazotepec y quienes se adentran en sus terrenos cuando se encuentran los “operativos de revisión” de los Policías Estatales o la Guardia Nacional.

Autoridades del Municipio de Ahuazotepec, recién informaron que Policías Estatales de Puebla acantonados en ese lugar fueron atacados en su comandancia por un grupo de airados ciudadanos del Estado de Hidalgo quienes, incluso les destruyeron una patrulla.

Todo esto, como luego se conoció, tras de que los uniformados se introdujeran hasta el Estado de Hidalgo, para extorsionar a diestra y siniestra a quienes se atrevían a pasar por allí y, finalmente, la gota que derramó el vaso cuando detuvieron y esposaron a dos menores de edad.

La gente se alebrestó, se juntó y fueron hasta el cuartel de la Policía Estatal y causaron desmanes, incluso dejaron inservible una patrulla y le metieron lumbre.
Nota relacionada:
Por abusos de la Policía Estatal en Hidalgo, vecinos destruyen patrullas poblanas
Pero hoy, los lugareños  se quejan de los elementos de la Guardia Nacional de quienes dicen, llegan a la carretera, colocan sus conos anaranjados, esconden la patrulla y se dan a la tarea de hacer de las suyas en operativos de revisión que, dicen los pobladores, son de extorsión.

De acuerdo con la versión de los lugareños quienes, incluso enviaron gráficas del hecho, señalan que los uniformados se apuestan en la entrada principal a la comunidad de San José Ayotla, a unos metros de donde tenía su cuartel la Policía Estatal, en el ICATEP y que, por cierto, hoy luce vacío, y acondicionan su escenario de maldad para detener a todo el que por allí pasa.

Los agraviados vecinos que han sido víctimas de estos operativos, afirman que por cualquier cosa es multa, hasta por no tener puesto el cinturón de seguridad hay que “entrarle” si no quieres que te integren una multa a nadie aperciben o informan sobre lo que deben remediar y se van directos a la multa o al “entre”.  

Un problema colateral a estas “mordidas”, dicen, es que te detienen y se forma la filas de vehículos, sin ponerse a pensar que existe el riesgo de que algún despistado se estampe por la parte de atrás de algún otro auto o camión.

Esperan que los altos mandos de la Guardia Nacional pongan un alto a estos operativos sacados de la manga -sólo para “morder”- pongan en orden a sus muchachos antes de que sean los propios pobladores quienes cansados de estos abusos tomen la justicia por sus propias manos como lo hicieron con los policías estatales que se pasaron de corruptos.